samavelillano samavelillano
Contra la destrucción de nuestro medio natural
 
 chatChat   BuscarBuscar   MiembrosMiembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   RegistrarseRegistrarse 
 PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 




LA CSI APOYA LA LUCHA DE LA SAMA-VELILLA

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema Foros de discusión -> General
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
collarense



Registrado: 01 Abr 2008
Mensajes: 88




MensajePublicado: Mar Jun 03, 2008 12:46 pm    Asunto: LA CSI APOYA LA LUCHA DE LA SAMA-VELILLA Responder citando

Fructuoso Pontigo (Coordinadora Ecoloxista d´Asturias) me envía el siguiente correo:

Cita:
No todo son malas noticias con los sindicatos asturianos, aquí os mando la ponencia aprobada en el congreso de la Corriente Sindical de Izquierdas celebrado este pasado fin de semana en Gijon, que defendio nuestro compañero Jose Manuel Lago.Esta claro que la CSI no tiene el tamaño ni la trascendencia de CCOO Y UGT que han demostrado en Asturias que tragan por todo con tal de mantenerse no hay que ver las barbaridades que han dicho los ultimos dias a cuenta de las lineas de alta y de las termicas previstas.Pero es bueno que un sindicato combativo como la CSI se mueva con claridad y nos apoye contra el disparte energetico que nos quieren imponer.
Un saludo de Fruti de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies



OUTRU MODELU ENERXÉTICO YE POSIBLE P`ASTURIES


El esqueleto que sostiene el actual modelo de desarrollo capitalista es la energía. Una energía basada en la quema de combustibles fósiles (carbón, petróleo, gas, etc.), lo cual es contaminante y profundamente insolidario desde el punto de vista social, bajo lo que subyace la ideología perversa del desarrollismo económico salvaje y sin límites medio ambientales y sociales.

En ese sentido, Asturias, por desgracia, es un perfecto paradigma al respecto. El Gobierno Regional del PSOE, con sus aliados los Sindicatos UGT y CCOO y la Gran Patronal, nos quieren especializar en una industria sucia como es la producción energética, quemando recursos foráneos, gas importado y carbón de importación. Después exportaremos esa energía eléctrica producida a otras regiones españolas que la transformarán generando ellos puestos de trabajo de calidad, mientras nosotros nos quedaremos con la mierda y creando muy poco empleo (todas las centrales regasificadoras y las líneas de alta tensión se calcula que pueden generar no más de 400 puestos de trabajo directos). En cambio sí es una industria muy generosa en producción de beneficios empresariales, máxime cuando la construcción de los grandes complejos industriales se hace con espléndidas aportaciones de dinero público para después los beneficios de su explotación llevárselos las poderosas empresas del sector.

Por otra parte, es una industria que la fuerte oposición ciudadana no permite instalar en otras regiones del Estado, pero que en cambio aquí apenas encuentra oposición al ser ésta una zona en declive y con escasa capacidad de movilización social.

EFECTOS SOBRE EL MEDIO AMBIENTE Y LA SALUD.

La apuesta por este modelo de producción energética, altamente contaminante, tiene unos efectos dramáticos sobre la salud de las personas que viven en el entorno. Según un reciente estudio sobre el cáncer en España realizado por el Instituto de la Salud Carlos III, dependiente del Ministerio de Sanidad, en la zona centro de Asturias (Oviedo, Gijón y Avilés) junto con Cádiz y Huelva, hay una incidencia del cáncer sobre la población tres veces superior al resto de la península. Y el estudio lo achaca directamente a la alta contaminación industrial existente en estas tres regiones.

Hablando a nivel global, y por lo que se refiere al cambio climático que está propiciando este modelo energético, las precipitaciones aumentarán en su cuantía total, pero el patrón de las mismas experimentará desplazamientos geográficos y estacionales, las zonas semiáridas del sur y norte de África, Oriente Medio, así como países de América Latina se harán más secas, se aumentará la frecuencia y la magnitud de fenómenos como las inundaciones, las tormentas tropicales y tornados que afectarán especialmente a las zonas marginales del planeta, acrecentando aún más la pobreza en el mundo.

EFECTOS SOCIALES.

La elemental solidaridad con las personas que más sufren y más van a sufrir este fenómeno del cambio climático que estamos causando los países ricos, obliga a plantearse el abandono de los combustibles fósiles, y no su potenciación, como fuentes energéticas básicas de nuestra civilización. Debemos apostar por un modelo basado en las energías renovables no contaminantes (eólica, solar, etc.), generadoras de un mayor número de empleos y reparto de la riqueza. Con una ventaja añadida, cual es la descentralización de la actual dependencia energética que mantenemos respecto de los grandes grupos transnacionales industriales y financieros de la energía. Pasando de esta manera a centros de producción a menor escala, en manos de más propietarios, o incluso de particulares o comunidades de vecinos agrupadas a tal fin. Con lo que el efecto democratizador de una medida de estas características, en lo que respecta al funcionamiento de una de las arterias básicas de las sociedades, como es la energía, resultaría revolucionario, por lo extensible al conjunto de los pueblos de la tierra, que disfrutarían de una oportunidad de desarrollo hoy reservada exclusivamente a los ricos. Para ello es preciso impulsar su desarrollo tecnológico, universalizando su uso y rompiendo el actual modelo oligopolístico de producción, distribución y venta de energías fósiles. Por tanto, las repercusiones de este cambio de modelo energético superan ampliamente el mero campo medio ambiental, porque cuestionan, ni más ni menos que un modelo de civilización basado en el sistema capitalista, que cada vez se pone más en contra del medio ambiente, de la justicia y de los propios seres humanos.

Dentro de este modelo energético insostenible debemos hacer también referencia a los agrocombustibles, o sea, energía generada a partir de plantas, productos agrícolas y forestales, aunque en principio en Asturias no está prevista su implantación. Pero sí están incrementando los precios de los alimentos básicos a nivel mundial, creando unas extremadamente difíciles condiciones de vida, especialmente para las comunidades más pobres del planeta. Los precios de algunos alimentos básicos como el trigo o el maíz se han incrementado en el último año un 50% porque una parte de la producción es ahora derivada a agrocombustibles y las compañías financieras especulan con la comida de las personas. Por tanto, la producción de alimentos, su proceso y su distribución quedarán cada vez más bajo el control de las empresas transnacionales que monopolizarán cada vez más los mercados. Los agrocombustibles son un sinsentido económico, social y medioambiental y su desarrollo debe detenerse y la producción agrícola debe enfocarse prioritariamente hacia la alimentación de las personas. La alimentación debe permanecer en las manos de los pequeños campesinos sostenibles, y no puede dejarse bajo el control de las grandes compañías transnacionales. Además los monocultivos agrícolas y forestales destruyen la biodiversidad y hacen un uso intensivo de pesticidas y venenos.

Al problema al que nos enfrentamos no es la escasez de energía, sino a un modelo de despilfarro dentro de las sociedades de la opulencia, que es necesario corregir. Semejante modelo es insostenible social y medio ambientalmente. Si se generalizara al resto de los países de la tierra (lo cual obviamente no podríamos negar por un elemental sentido de la justicia y la equidad), los efectos medio ambientales y sociales serían devastadores.

Por otra parte, la inercia de la vieja disyuntiva de progreso y riqueza igual a industria pesada, hoy en día difícilmente se puede sostener, al menos en términos de empleo y contribución al PIB en las sociedades avanzadas, y más en Asturies. El sector servicios, por ejemplo, ha sido el elemento más dinamizador de la economía asturiana en los últimos años, compensador de la perdida de empleo en el sector industrial y agrario de nuestra región. Sin embargo los lastres culturales continúan manteniendo algunas mentes cerradas ante las nuevas realidades de la estructura de empleo en las sociedades post-industriales.

LA PRODUCCIÓN ENERGÉTICA EN ASTURIES: UN INTENTO DE RESUMIR LA REALIDAD.

En Asturias producimos casi tres veces más energía de la que consumimos. La potencia energética producida e instalada en Asturies es de 20.000 GW/hora anuales (media de los 5 últimos años). El consumo, por otra parte, está situado en 8.500 GW/hora anuales.

La producción es básicamente térmica (carbón y gas): un 82% en los grupos de Aboño, Lada, Narcea, Soto de Ribera, La Pereda y Arcelor-Avilés, de origen hidráulico el 9%, 3% biomasa, 4% cogeneración y 2% eólica. Es importante destacar que el 75% del carbón que consumen estas térmicas es importado en detrimento del regional. Eso es importante porque mucha gente apoya los desmanes de las térmicas creyendo que solo se quema nuestro carbón y con ello se mantiene la minería subterránea, pero no es así.

El consumo de la región es el siguiente: 82% industrial (del que casi el 60% corresponde a tres empresas: Arcelor, Azsa y Alcoa) y el 18% restante doméstico (17% doméstico y 1% alumbrado). La energía sobrante que producimos se envía a otras zonas por las actuales 9 líneas de alta tensión existentes: 3 con Puente de San Miguel (Cantabria), 2 con la Robla (León), 3 con Galicia y la de Soto de Ribera. También hay que recordar que hay otras dos líneas construidas en casi su totalidad en la región pero sin acabar: la de Lada-Velilla y la de Soto de Ribera-Penagos, las dos paralizadas cautelarmente por sentencia judicial interpuesta por vecinos y grupos ecologistas.

Además de las líneas de alta tensión tenemos los problemas de los impactos de las subestaciones: Hay previstas 15 nuevas junto con la ampliación de las existentes.

En toda esta realidad ahora nos quieren implantar otras nueve centrales en forma de centrales de ciclo combinado de gas, que no deja de ser una térmica alimentada por gas, bien sea a través del gaseoducto Zamora-Oviedo-Tuy o uno nuevo que se pueda construir a partir de nuevos proyectos de plantas regasificadoras (el gas para ser transportado en los barcos metaneros se transforma en líquido y cuando se descarga para llevarlo por las tuberías hay que convertirlo de nuevo en gas), bien sea en el Musel, la Coruña o Bilbao. Dicen que el gas presenta importantes ventajas con respecto al carbón: es más eficiente (52% frente al 36´8% del carbón), menos contaminante durante la combustión (no genera cenizas, apenas tiene azufre, produce menos dióxido de carbono CO2 y 100 veces menos óxidos de nitrógeno), se precisa menos superficie para su instalación, gasta menos agua en la refrigeración, supone menores tiempos de arranque, supone menos inversión. Pero estas centrales de gas también presentan serios problemas: No lo hay en Asturias y muy poco en España, con lo cual el gas viene de Argelia, de momento por gaseoducto, próximamente llegará en barcos de Egipto y puede que también más delante de Rusia y del Mar del Norte, con lo que implica de dependencia de otras zonas. Por otra parte es más peligrosa su manipulación y almacenamiento y crea menos empleo que el carbón.

Todo ello en un mercado cautivo y muy limitado porque nuestras posibilidades de exportar energía a otras zonas como hasta ahora va a estar más complicado, porque muchos de los proyectos previstos de centrales de ciclo combinado de gas que ya están en fase de construcción o en funcionamiento se están haciendo en zonas hasta ahora deficitarias (Cataluña, Valencia, Navarra y Andalucía). La posibilidad de exportar fuera del estado es muy remota ante la barrera de Francia, y después con unos vecinos como Marruecos y Portugal que si bien hasta ahora eran deficitarios en producción eléctrica, tienen planes muy ambiciosos, con lo que al final venderán energía, porque las empresas españolas como Endesa se instalan en el Norte de África donde son menos exigentes en muchas materias, además de tener más cerca la materia prima del gas y encima teniendo instalada la infraestructura para exportar la energía, el famoso cable submarino de Tarifa.

Ante esta situación, nuestra crítica a los proyectos de regasificadora y construcción de nuevas centrales térmicas es que estos vienen a sumarse a los que ya tenemos, nunca se plantea sustituir las viejas y contaminantes térmicas de carbón por las de gas, con lo que de salir adelante estos planes tendríamos las centrales que tenemos más las nuevas de gas.

Tampoco debemos olvidar, las líneas de alta tensión que se precisarían seguir construyendo para sacar esa energía. Los que viven cerca de las líneas o las subestaciones ven aumentar considerablemente los riesgos para su salud debido a los potentes campos electromagnéticos que generan a su alrededor. Por lo que se precisarían distancias mínimas de seguridad. Se vienen recomendando distancias mínimas de un metro por cada KV, con lo cual quienes tengan cerca una línea de, por ejemplo, 400 KV deberían intentar que no pasaran los cables a menos de 500 metros de su vivienda, algo muy complicado en una región tan densamente poblada y con un caserío tan disperso como la asturiana. También hay que decir que casi todos los expertos vienen a coincidir en que el enterramiento de las líneas no es más que un maquillaje paisajístico pero que resulta más peligroso para la salud, porque implica estar más cerca del campo magnético: mientras que las aéreas están a 7 metros las subterráneas están a poco más de uno.

Con todo esto, llegamos a la conclusión de que no necesitamos ni más potencia ni más líneas de alta tensión. Que no precisamos especializarnos más en un sector altamente contaminante y que genera muy pocos puestos de trabajo de forma continua. Únicamente crearía los debidos a la construcción en los dos o tres años que podrían durar las obras, y después, los grupos térmicos de gas, debido a su sofisticada tecnología a la utilización de un recurso importado y a la escasa manipulación, son la forma de producción de energía menos intensiva en trabajo; mientras que las eólicas y solares generan, por unidad de energía, 10 veces más puestos de trabajo tanto en la fase de construcción como en la de explotación. Mientras un grupo térmico moderno funciona con una plantilla de aproximadamente 40 personas, las renovables generan cerca de 400 puestos de trabajo para producir la misma energía.

Por tanto, desde la Corriente Sindical de Izquierda ACORDAMOS:

- EL RECHAZO MÁS ROTUNDO AL ACTUAL MODELO ENERGÉTICO.

- EL RECHAZO MÁS ABSOLUTO A LA CONSTRUCCIÓN DE NUEVAS CENTRALES TÉRMICAS DE GAS SALVO QUE SEAN PARA IR SUSTITUYENDO TÉRMICAS DE CARBÓN.

- EL RECHAZO A LA PLANTA REGASIFICADORA DEL MUSEL.

- EXIGIR LA PARALIZACIÓN DEFINITIVA DE LAS LÍNEAS DE ALTA TENSIÓN LADA-VELILLA, SOTO-PENAGOS Y EL AUMENTO DE POTENCIA DE LA QUE VA A FONSAGRADA.

- SOLICITAR EL PROGRESIVO ABANDONO Y DESMANTELAMIENTO DE LAS TÉRMICAS MÁS CONTAMINANTES EN SERVICIO QUE SERÁN PAULATINAMENTE SUSTITUIDAS POR PROYECTOS DE ENERGÍA SOLAR Y EÓLICA.

- COMPROMISO DE PARTICIPACIÓN EN TODAS CUANTAS PLATAFORMAS CIUDADANAS DE OPOSICIÓN SE CREEN CONTRA ESTE MODELO DE DESARROLLO Y SUS CORRESPONDIENTES PROYECTOS (TÉRMICAS, LÍNEAS DE ALTA TENSIÓN, REGASIFICADORA, ETC.).

Junio 2008

José Manuel Lago.

Sección Sindical de la Administración Pública. CSI.

_________________
¡¡¡ PEÑALAZA NEVADA MEJOR QUE CABLEADA !!!
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
merce-ciñera



Registrado: 01 Abr 2008
Mensajes: 170




MensajePublicado: Mie Jun 04, 2008 2:03 pm    Asunto: Responder citando

Me encanta saber que todos los asturianos tragan con todo lo que les echen.........desde luego, los que yo conozco no quieren la línea para nada y no están dispuestos a que se ponga, pero está muy bien que alcen la voz para decirlo...........¡el espíritu de protesta asturiano está vivo!, no como quieren hacernos creer........
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> General Todas las horas son GMT + 2 Horas
Todas las horas son GMT + 2 Horas
Página 1 de 1


Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro



Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001, 2007 phpBB Group

Crea tu foro | foros de Aficionados | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps para prestashop ssd en Desafiohosting.com